Conservación de los Datos

La conservación del dato depende, como regla general de su utilidad para conseguir la finalidad deseada o cumplir el objetivo preciso. Pero esta utilidad o funcionalidad exige mantenerlo en unas determinadas condiciones; requiere la observancia de una serie de principios.
El art 4.3 LOPD establece que:
Los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado.”
Se establece la obligación de no trabajar con datos obsoletos o no actualizados que podrían perjudicar a sus titulares y convertirse en inservibles. El mantenimiento de los datos en condiciones de exactitud y veracidad se convierte en una obligación para el encargado del tratamiento.La conservación,registro o almacenamiento de los datos, debe permitir el ejercicio del derecho de acceso, según el art 4.6

Existe además un principio implícito en el art 4 y en la LOPD, el principio de publicidad y transparencia; este principio justifica la existencia del Registro General de Datos.

La publicidad del los ficheros es un criterio ínsito en todas las condiciones de art 4, y que han de reunir los datos durante su tratamiento. Todo el proceso, en cualquiera de sus fases goza de la publicidad necesaria para darle transparencia y poner a disposición del individuo toda la información precisa.

Hay que tener en cuenta en cuanto a la conservación de datos, la Directiva 2006/24/CE sobre la conservación de datos generados  o tratados  en relación con la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas de acceso público  o de redes públicas de comunicaciones”; esta directiva comporta un profundo cambio de los principios básicos de la protección de datos personales.

Según esta directiva, los proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas deben conservar los datos que permitan identificar el origen, el destino, la fecha, hora y duración de una comunicación electrónica, el tipo de comunicación realizada, el equipo utilizado y la localización de dicho equipo. Pretende armonizar las disposiciones de los Estados miembros relativas a estas materias

El art. 1.2 de la Directiva establece que se aplicará a los datos de tráfico y de localización sobre personas físicas y jurídicas y a los datos relacionados necesarios para identificar al abonado o al usuario registrado

La Directiva establece quienes son los  sujetos obligados a retener los datos; son los proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas de acceso público o de una red pública de comunicaciones. Se han de  retener los datos respecto de personas físicas y jurídicas.

Los datos que son objeto de conservación son los datos de tráfico y de localización y los datos relacionados necesarios para identificar al abonado o al usuario registrado.

El art. 5 recoge de forma más pormenorizada las categorías de datos que serán objeto de conservaciónSin embargo esta Directiva no es aplicable, al contenido de las comunicaciones electrónicas(art. 1.2)

Hay que determinar el plazo durante el cual deben conservarse los datos; en este punto nos encontramos ante dos intereses contrapuestos, el interés de las autoridades de garantizar un período suficientemente amplio y el de los titulares de los datos y de las empresas en que los plazos sean cuanto más breves mejor.

En este sentido el art. 6 de la Directiva dispone que:
“ las categorías de datos mencionadas en el art. 5 se conserven por un período de tiempo que no sea inferior a seis meses ni superior a dos años a partir de la fecha de la comunicación,sin distinguir al establecer dichos plazos, el tipo de dato de que se trate.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario